lunes, 29 de octubre de 2007

Un cuento que no es cuento... sino una gran VERDAD

Hace poco volví a verlo, cada día se nota más su joroba, su largo cabello continua escondido en ese oscuro pasa montañas, esa barba al descuido, ese caminar lento que sigue siempre las mismas rutas y con ese cigarrillo en la boca que nunca abandona.

Crecí viéndolo cuando llegamos a Caracas del interior de Venezuela ya el vivía en el Edificio al que llegamos, un par de niñitos que ahora son unos bellos adolescentes lo hicieron padre, una linda esposa, toparse con el en el ascensor fumando ya era algo normal - Bom Dìa - y entraba y ya a veces conversaba con mi papá que en verdad habla hasta con el aire creo, pero normalmente siempre no pasábamos del saludo.

Para la gente en el Edificio siempre se supo que era dueño de una buena Tintorería y que su esposa provenía de una pujante familia de portugueses, buenos carros, ropa limpia, bello apartamento, linda familia a la vista de todos. Los niños fueron creciendo, ella se hizo cirugía en el mentón y la nariz tras un fuerte accidente y quedò bien bonita, la confianza luego de vivir 15 años en el Edificio claro que te permitìa preguntar o que simplemente uno se comentara al verse.

De pronto un día la bonita esposa quedó sola, si con los niños, se le veía a el esporádicamente, hasta que no se le vio más, decían que un hermoso cuerpo moreno lo había enloquecido y que ese cuerpito de ser empleado de la Tintorería pasó a ser algo así como que la nueva primera dama de su vida... Recuerdo que en algún momento hace como dos años conversé con la esposa es que me había pedido un favor y nada caímos en eso hablar de el pero no profundamente sino para comentar que de el no supo más y quería arreglar los papeles de los niños en el Consulado Portugués.

Hoy Ella continua su vida es empresaria, tiene negocios con su familia en una zona popular y muy transitada de Caracas. El cosa que si no es porque cada vez lo veo no lo creo es un mendigo que camina por la calle de los viveros que conduce a El Hatillo, zona de portugueses que le dan algo por barrer las entradas de los negocios... Hace poco mi papá se le acercó y lo llamó Abrahan y el le contestó rápido y lúcido - Soy Manuel, Abrahan es mi hijo-, papá trató de ver si lo recordaba pero el le dijo que vagamente, luego de conversar un rato Manuel le dijo a mi papá que el trataba de reencontrarse que sus hijos continuaban en el Edificio, que el dormía en el monte, quienes conocen el Hatillo saben que hay Casas hermosas pero que también hace mucho frío y hay mucha vegetaciòn.

- Bueno Manuel a tus ordenes siempre, suelo trotar por acá con mi perro, siempre te veo con los tuyos
- Ah ! si hoy los dejé.
- Còmiste Manuel.
- No, hoy no.
- Me permites darte algo.

Y el le extendió su mano a mi papá y se le salieron las lágrimas imaginate despuès de ser quien era ahora esto...

Manuel es Portugués su acento está ahora más marcado que antes segùn mi papà, en verdad se le nota un toque de desvario por eso mi preocupaciòn, segùn el tambièn lo tienen medio confundido con los sucesos de la Plaza Altamira, pero igual no es para estar como esta, me ha provocado ir al Consulado pero... su ex esposa se vè bien el asunto es que el afirma estar REENCONTRANDOSE...

13 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

Qué historia más triste mi Norka, haz lo que te dicte tu corazón mi bella, saber que hay tanta gente así. Muchos besos.

Sir Nick... dijo...

Perdido, buscando...

Y te sientes tan vacío
que es como si hubiera
un abismo en medio de tu alma.
Y te agobia la tristeza
pero no son alivio las lágrimas.
Y estás terriblemente perdido
en el laberinto de tus sentidos.
Y hay algo que falta
y es todo, y no es nada...


Pero ¿Qué es?,
¿Qué es ese vacío?,
¿Por qué esa tristeza?,
¿Qué has perdido?,
¿Qué es lo que estás buscando?


Acaso es temor,
dolor, inutilidad,
desconfianza, insatisfacción.
¿Es abandono ó soledad,
ese vacío?

Y acaso es confianza,
certeza, poder,
es valor ó conocimiento,
respeto, compañía.
¿Es identidad, amor, ó
felicidad eso que buscas?

¿Lo es Todo?

¿Y dejarás de sentir
alguna vez ese vacío?
¿Y podrás encontrar eso que buscas?
¿Y por Dios, en cuánto tiempo?

Y mientras sigues perdido,
y todavía sigues buscando.


Terrible no saber quien eres, ni a donde vas, terrible la incertidumbre de no saber si te reciben de vuelta...

Amarga soledad y angustia que ahoga el recuerdo...

Que corazón tan grande tienes Norka...!!!

IMAGINA dijo...

Bueno... Norka, si su esposa y sus hijos siguen en el mismo edificio de siempre, entonces significa que él sabe dónde están.
Estas historias siempre son complicadísimas porque uno no sabe bien qué hay detrás de ellas. a veces hay rollos de alcoholismo, de esquizofrenia...
No sé.
Yo en estos temas no doy consejo.
Besos,

Evan dijo...

Qué difícil dar un consejo... yo si fuera vos, me acercaría a él... e intentaría ayudarlo y ver que es lo que necesita y que se puede hacer por él...

Me dió tristeza ese señor Norky!!

Un beso enorme amiga de mi alma!!

Amapuchessssss

Carlos dijo...

...que triste mi pana!

Es durísimo ver estos casos, como una mala decisión puede cambiarte radicalmente la vida no?

Flores pa' tí mi bella.

Angie Sandino dijo...

Que triste que ese matrimonio haya pasado por esta experiencia, no sé que aconsejarte pero te diré lo que yo haría conociendome como me conozco, le comentaría a la esposa y que ella decida...

Un beso y mil gracias por tanto gansito!

Ricardo Román dijo...

Una historia muy conmovedora, la verdad. Me gustó mucho.

Besos.

Jacqueline dijo...

Qué triste por favor!

Me imagino lo que pasará por la cabeza de sus hijos, que dolor Norka.

Ahí detrás debe haber un trasfondo de drogas o alcohol. Esas son las razones normalmente. O el señor tiene otros problemas mentales graves.

Un beso, eres muy sensible.

Dudu dijo...

INCREDIBLE!!!!!!quien sabe el trasfondo de todo esto..y lo q dice imagina es verdad.....

cariñitos......achocolataossssssss

Waipu Carolina dijo...

Volverse un vagabundo! eso es terrible!
Yo de pequeña escuchaba un canción que hablaba sobre vagabundos y me daba mucha tristeza, Dios quiera que uno no se encuentre con esa situación.
Ojalá que puedan ayudarlo!

un beso Norka

La LLama Violeta dijo...

hay chica... q triste historia...

bueno bella mis saludos... cuidate mucho

ElPoeta dijo...

Hermosa historia, Norka... Da que pensar. El caso es que nunca hay que juzgar a la gente. Nos puede dar pena, aunque quién puede asegurar que no ha encontrado una forma de vivir más libre, más espontánea y más satisfactoria para él, con todos sus inconvenientes... Un beso dulce, corazón,
V.

Genín dijo...

Me habia perdido esta historia norkita, tu sabes como es, vienes, no hay nada nuevo y te despistas un poquito y se acumula el trabajo pa leer...jajaja
Y ya con la historia que cuentas, no me rio,que lástima, pobre hombre y pobre familia, porque eso golpea a todos, a unos antes a el mas tarde pero fíjate que duro.
La morenita la tuvo, seguramente que nunca se sabe, hasta que se devoraron lo que había...Que desgracia de hombre...
Salud, Genín